No hace mucho la energía verde y la autosuficiencia energética era considerada como una auténtica utopía, que lo soñábamos leyendo a John Seymour y su publicación “la vida en el campo”. Cuando, llevar “la luz” a algún lugar de nuestra diseminada Galicia, era de miles de pesetas por tramo de 500 metros. Y ya no contamos solamente con algo tan básico como disponer de energía eléctrica para alumbrarnos y hacer funcionar nuestros, cada vez más numerosos dispositivos, ahora incorporamos el vehículo híbrido enchufable o eléctrico 100%. Ahora podemos optar a una autosuficiencia energética limpia.
-Nos queda pendiente liberarnos del acceso a las comunicaciones entre las que se encuentra la red Internet para quizás alcanzar la vida en el campo con la cultura de la ciudad-
Y seguramente todo llegará.
Cada uno de nosotros nos vemos como minúsculos actores (responsables y sufridores) de los cambios ambientales que ya se están produciendo. Sin embargo, si podemos hacer muchas cosas.  
Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos comprometidos pueda cambiar el mundo; de hecho, nunca ha sido de otra manera”. Margaret Mead.
En este caso queremos facilitaros una idea general y de fácil entendimiento de como podéis a nivel individual contribuir para cambiar a mejor una parte de este mundo.